elige radio

El gazpacho, la sopa fría de referencia durante el verano

El gazpacho andaluz es un plato cada vez más reconocido en el universo culinario.
El gazpacho andaluz es un plato cada vez más reconocido en el universo culinario.
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Originariamente el gazpacho andaluz no llevaba verduras. Consistía en una mezcla de pan desmigado, aceite de oliva y vinagre que consumían principalmente los agricultores y que fue evolucionando también en sus distintas variedades. La introducción del tomate resultó providencial pues a las aportaciones nutricionales de los ingredientes primigenios, se unía el fruto de las tomateras, de tanta aceptación en nuestras cocinas. Al tiempo, al tomate se le añadía el pepino, el pimiento, el ajo… y según qué variedades, se encontraron nuevas alternativas de un gran valor culinario y muy apreciable sabor. Así, hoy nos encontramos con una gran variedad que va desde el salmorejo cordobés o la porra antequerana, al ajoblanco, elaborado a base de almendras, o las últimas tendencias como los gazpachos de sandía o de fresa…

Se dice que para un buen gazpacho solo hay que tener buena mano pero también es cuestión de contar con los mejores ingredientes. Damos por hecho que contamos con los mejores aceites de oliva virgen extra o el mejor vinagre de vino, pero tan fundamentales como esto son su correspondiente parte de pepino o pimiento y por supuesto, el tomate.

Ni que decir tiene, el tomate tiene unas importantes ventajas desde el punto de vista de la salud. Así, las distintas investigaciones concluyen en que es rico en vitaminas y minerales, aportando vitamina C, un potente antioxidante natural, además de vitamina A, K, hierro y potasio. El tomate protege la vista, ayuda a combatir infecciones, y gracias al licopeno que contiene ayuda a prevenir el cáncer de próstata… hay en definitiva, multitud de estudios que concluyen en los grandes beneficios que tiene incluir el tomate como algo habitual en la dieta, bien en aliños, picadillos o pipirranas.

El gazpacho

Por supuesto los gazpachos y salmorejos, desde el más elemental, al más complejo, pero todos caracterizados por ser el alimento perfecto para combatir los rigores del estío en Andalucía, por su valor energético, los complementos vitanímicos y, por supuesto su sabor. Su elaboración apenas son quince minutos.

Podemos empezar troceando un kilo de tomate, un pimiento verde y un pepino, que no hacen falta que estén pelados. Le añadimos 50 mililitros de aceite de oliva virgen extra, 250 mililitros de agua, a ser posible fría, y otros 50 mililitros de vinagre de vino, dos dientes de ajo y 5 gramos de sal. Lo batimos todo en la batidora, lo pasamos por un colador fino, y lo llevamos a la nevera, porque eso sí, conviene tomarlo bien fresquito.

Las sopas frías de Andalucía, donde el tomate marca las pautas del sabor, un producto cada vez más reconocido en el universo culinario.

Te puede interesar